Como en los viejos tiempos

Eruca Sativa festejó el sábado sus 10 años en el Estadio Obras Sanitarias y repasó buena parte de su discografía, destacando aquellas canciones que sonaban al comienzo de su carrera. ¡Reviví el show!

Foto: Mara Moreno para Hagamos Ruido, Somos Rock

Por Daniel Péndola | En el marco de una noche calurosa en la Ciudad de Buenos Aires que superó los 34° por la tarde, el power trío había planeado celebrar su primera década de historia en el mítico estadio de rock, además de ofrecer su último álbum de estudio, Barro y Fauna.

La presentación oficial del disco fue el pasado 22 de junio en el Luna Park, por lo tanto la excusa de este encuentro apuntaba más bien a la conmemoración de sus 10 años de trayectoria, lo cual se hizo notar por los temas que formaron parte de la jornada.

Tras realizar beatbox al frente del escenario, Lula Bertoldi, Brenda Martin y Gabriel Pedernera iniciaron el concierto con “El límite”, una canción que no está incorporada en ninguna de sus placas, pero que acostumbran tocar en vivo desde sus inicios. La particularidad de este es que los músicos suelen improvisar solos con sus instrumentos y en esta ocasión decidieron tocarlo al pie de la letra.

Más tarde, “Hoy” es otro de los temas que marcaron la idea del show: homenajear la historia del grupo sacando a relucir las melodías que frecuentaban escucharse años atrás, previo al lanzamiento de “Blanco” (2012), su tercer disco.

Además, también hubo lugar para un Medley que incorporó “Quemas”, “Balas invisibles” –un track inédito-, “Locura es no ser” y “U.O.R.”, los últimos dos pertenecientes a “La carne” (2008). Recorrer sus cuatro discos de estudio fue sin dudas el plan de la noche, especial para los seguidores que acompañaron a la banda desde siempre.

Locura es no ser

Si bien Eruca Sativa se destaca por demostrar arriba de las tablas sus horas de ensayo con una admirable coordinación y un excelente sonido, los músicos también disfrutan de improvisar y jugar en vivo. Esto pudo confirmarse mientras tocaban “Eleanor Rigby”, donde Brenda pasó a la batería, Gabriel tomó la guitarra y Lula se calzó el bajo.

A diferencia de su presentación en el Estadio Luna Park, en el cual hubo una enorme cantidad de invitados, el recital solo contó con la participación especial de Machi Rufino, ex bajista de Invisible, quien se sumó en “Ruido a soledad” y “Foco”.

Luego de interpretar “Nada salvaje”, Bertoldi, Martin y Pedernera brindaron con un trago de fernet y cerraron la jornada con “Armas gemelas”. “Gracias a la vida por darnos esta energía para estar juntos”, celebró la cantante, quien junto a sus compañeros estaban chochos de la alegría y anhelaron por 10 años más.

Publica un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente